Skip to main content

Thomas Esparza & Jacqueline Watson, immigration specialists Austin, Cristo Vive FRAUD pt 2

‘La misma triste historia’ Los abogados de inmigración y de los servicios de inmigración sin fines de lucro en Austin dicen que han ayudado a decenas de ex clientes de Cristo Vive que han recibido mala asesoría legal.

La odisea legal en torno a Cristo Vive podría estar llegando a su fin. En abril, la jueza de distrito del Condado de Travis Amy Meachum puso a Cristo Vive en desacato del tribunal por violar un decreto de consentimiento de 1995 que le prohibía de forma permanente prestar servicios legales a los inmigrantes.

Meachum encontró “evidencia clara y convincente" de que Sánchez actuó como abogado de Cristo Vive en la presentación de documentos en una solicitud de residencia permanente a nombre de una familia local.

** La ciudadana estadounidense Eda Lara, con sus hijos Unika Fernández, de 3 años, izq., y Hoiciar Fernández, de 2 años, le pagaron a Cristo Vive para ayudar a su esposo, pero dice que la empresa no cumplió. El dueño de la empresa disputa sus reclamos. (Jay Janner, ¡ahora sí!)**

‘La frustración, el miedo’ Funcionarios y abogados advierten que el problema de los consultores de inmigración no autorizados o fraudulentos —cuyas actividades van desde ofrecer asesoramientos bien intencionados pero sin licencia, hasta robar a quienes están desesperados por legalizar su estatus migratorio— se ha extendido por las comunidades de inmigrantes de Austin y de la nación.

Muchos aprovechan la confusión entre un notario público, que en América Latina puede referirse a un abogado y un notary public, que en Estados Unidos se refiere a alguien que sólo es capaz de certificar ciertos documentos.

La semana pasada, una serie de agencias federales y estatales anunciaron que se enfrentarán a los consultores de inmigración fraudulentos con más vigor.

Mientras algunos inmigrantes simplemente pierden dinero, otros pierden mucho más. Para Salazar, los años de vida ilegal tuvieron su costo. “Nadie puede imaginarse la frustración, el miedo", dijo.

Pero después de ir a la clínica de inmigración legal de UT, Salazar finalmente ganó su caso de asilo, y después su residencia, cuando su abogado argumentó que Cristo Vive la asesoró ineficazmente.

Paul Parsons, un abogado local de inmigración y crítico desde hace mucho tiempo de Cristo Vive, dijo que los inmigrantes indocumentados a menudo tienen miedo de quejarse públicamente. “La frase común que uno escucha es ‘Por favor, sólo ayúdenme a conseguir mis papeles. No quiero armar un pleito por el dinero perdido o las oportunidades perdidas’", dijo.

El Consulado de México advierte a los inmigrantes que eviten a los consultores o abogados clandestinos que prometen una solución rápida. “Les decimos que vayan con un abogado", dijo Hortencia Treviño Iglesias, quien encabeza el departamento de protección del consulado. “Puede que no te guste, pero ellos te dirán la verdad".

Treviño contó que recibe quejas regulares de ex clientes de Cristo Vive. La más reciente se produjo a principios de este mes cuando una mujer de Austin, ciudadana de Estados Unidos, estaba tratando de obtener el estado legal para su marido.

“Lo único que nos quitaron fue dinero", dijo Eda Lara, quien le pagó a Cristo Vive $360. “Nunca hicieron nada".

El marido de Lara fue detenido el 6 de junio bajo cargos de conducir con una licencia inválida y se encuentra detenido en la Cárcel del Condado de Bastrop, a la espera de acciones de la Agencia de Aduanas e Inmigración de Estados Unidos. Sánchez alega que respalda las acciones de Cristo Vive y lo que el ex abogado de la institución, Raúl García, hizo por Lara y su esposo.

Sánchez dice que los abogados locales son impulsados por el temor de que la competencia los llevará a la quiebra e insiste en que Cristo Vive ha llenado una necesidad en Austin: ayudar a inmigrantes a bajo costo.

Sin embargo, varios abogados de inmigración locales dicen que han recibido decenas de ex clientes de Cristo Vive pidiendo ayuda para solucionar sus casos, algo que no ven de otras organizaciones de inmigración sin fines de lucro.

Edna Yang, consejera general de American Gateways (antes PAPA), dijo que su organización ha visto a muchos clientes a quienes se les dijo en Cristo Vive que les podrían ayudar, a pesar de no ser elegibles para una visa o residencia.

Oficinas de Cristo Vive. (Jay Janner, ¡ahora sí!)

“Básicamente les doy la mala noticia: que fue un desperdicio de su dinero", dijo Yang. Cristo Vive “dio muchas falsas esperanzas y sacó bastante dinero".

Sánchez dijo que Cristo Vive no ha presentado solicitudes de inmigración para clientes que no tengan casos legítimos.

Una larga historia Cristo Vive tiene una larga historia en Austin desde 1987, cuando era una de las numerosas organizaciones avaladas por el gobierno para trabajar en medio de la avalancha de casos de inmigración presentados después de la llamada Ley de Amnistía de 1986. Como una Entidad Designada Calificada, Cristo Vive presentó más de 3,000 solicitudes de amnistía entre 1987 y 1989, de acuerdo con Sánchez.

Pero cuando el programa terminó, según los abogados locales, Cristo Vive siguió prestando ayuda legal a los inmigrantes, violando leyes estatales y federales.

En 1989, Cristo Vive solicitó ser reconocido por la Junta de Apelaciones de Inmigración. La solicitud fue rechazada porque Cristo Vive carecía de “un conocimiento adecuado de la información o de la experiencia para practicar la ley de inmigración", según el Departamento de Justicia. Registros de la corte indican que Cristo Vive sirvió a entre 3,400 y 5,400 clientes por año entre 1999 y 2001, tiempo durante el cual recibió ingresos que iban desde $230,000 a $619,000 al año.

Cristo Vive era sólo uno de los negocios de Sánchez. De acuerdo a los registros del estado, este oriundo de la Ciudad de México fue dueño de un canal de televisión en español y una empresa llamada National Check Recovery Association.

En una nota publicada en su página de Facebook, Sánchez dice: “Sigo sirviendo a Dios y a los aliens (extranjeros)".

Cuando se le preguntó, entregó nombres de varios clientes satisfechos. Entre ellos Celestino Lares Castañeda, quien dijo que ya tenía residencia en Estados Unidos cuando Cristo Vive le ayudó a obtener la ciudadanía en 2006.

“Todo salió bien", dijo Castañeda. “Ellos hicieron lo que dijeron que harían".

Additional resources provided by the author

Thomas Esparza, Board Certified Specialist in Immigration and Nationality law with thirty four years experience in the field. He is the past chairman of the Texas chapter of the American Immigration Lawyers Association and the current chairman of the Austin Commission on Immigrant Affairs.
Jacqueline L. Waston is a Board Certified Specialist In Immigration and Nationality law with 11 years experience. She is a frequent lecturer for the University of Texas, the State Bar of Texas and is an active member of the community.

“Blessed is the nation whose God is Lord”
La Madrid Building.
1811 S. 1st Street, Austin, TX 78704
512-441-0062
visit me at: www.tomesparza.com
write to us at: [email protected]
[email protected]
Starlight Press
www.starlightpress.com
Bilingual Educational Publishing

Rate this guide


Recommended articles about Criminal defense

Can’t find what you’re looking for?


Post a free question on our public forum.

Ask a Question

- or -

Search for lawyers by reviews and ratings.

Find a Lawyer