Skip to main content

La Fianza: Lo Que Es y Como Funciona | Guía Legal por Abogado de Missouri

Posted by Richard Hein

¿QUÉ ES UNA FIANZA Y CÓMO FUNCIONA?

La Fianza Explicada por Abogado Defensor Hispanoparlante de Missouri

Un gran porcentaje de las personas que han sido arrestadas piensan que la fianza que se pagó para que salieran es dinero perdido, y que nada más pagó por su libertad. ¡Están equivocados! (La fianza se conoce en inglés como Bond – que es distinto a lo que se llama en inglés Bail. Este folleto se trata nada más de la fianza -- Bond.)

El propósito de este folleto es para orientarle a Ud. sobre lo que es una fianza y sobre como funciona el proceso de pagar una fianza con el fin de facilitar información correcta sobre el tema (¡y quizá para ahorrarle a Ud. un poquito de dinero en caso de un arresto!).

Cuando uno está arrestado, el arresto es un procedimiento utilizado para identificar a la persona y para exigirle su presencia en la Corte para responder a los cargos, cualesquiera que sean en su contra. En sí, hay que reconocer que el arresto no quiere decir que la persona es legalmente culpable. Al contrario, es legalmente inocente durante el proceso penal hasta que se compruebe lo contrario. La culpabilidad no se determina hasta que un juez o jurado la decida, o hasta que la persona acusada se declare culpable de los cargos ante un juez en la Corte. Esta es una de las claves del sistema de justicia estadounidense. En todo momento tiene el acusado el derecho de mantener el silencio y de tener representación legal. No tiene ninguna obligación el acusado de comprobar su inocencia. Sin embargo, la Corte y el sistema de justicia, para que se proceda bien y de acuerdo con los principios de debido proceso legal, obligan a que esté presente el acusado para recibir el beneficio de la justicia. Normalmente no se juzga una persona acusada de un delito en ausencia en los Estados Unidos, especialmente cuando el delito es grave. Por lo cual, el exigir la presencia de la persona en la Corte es también clave del sistema. Allí es donde entra la idea de la fianza.

La fianza se paga al salir de la custodia de la policía para asegurar la presencia del acusado en la Corte en la debida fecha. Es decir, se paga en forma de contrato y compromiso para presentarse personalmente, o por medio de su representante legal, si es permitido. Cuanto más seria es la acusación, cuanto más imprescindible es la presencia del acusado en la Corte. Según el caso hay que presentarse varias veces en la Corte. Como sabe todo el mundo, la justicia no es rápida, ni en los Estados Unidos, ni en otros países. De todos modos, la fianza no se pierde al menos que no cumpla el acusado con su obligación de presentarse ante el juez, ya sea personalmente o por medio de su representante que típicamente viene a ser el abogado (otra vez, si esto se permite).

De hecho, la cantidad pagada como fianza no se pierde hasta el momento en que no se presenta o al menos que no cumpla el acusado con cualesquiera de las condiciones de su libertad provisional, mientras se espera la resolución de su caso penal (sea por medio de una declaración de acuerdo con una salida negociada con la fiscalía, o sea mediante un juicio – dos formas de terminar con un caso así). Una de esas condiciones puede ser de hablar a su oficial de fianza de vez en cuando, presentarse de acuerdo con directivas de la Corte, etc. La idea es mantener contacto con los Oficiales de la Corte para que no quede ninguna duda de que el acusado no haya huido de la jurisdicción de la Corte correspondiente.

¿Qué pasa cuando un acusado no se presenta en la Corte en la fecha debida? Primero: se pierde la fianza pagada. Existen muy pocas posibilidades para restablecer la fianza una vez que no se haya presentado el acusado – se puede intentar exculparse por no haberse presentado dando muy buenas excusas como, por ejemplo, una emergencia médica, u otra razón semejante. Merece la pena volver a mencionar que es extremadamente difícil convencer a un juez que cancele la pérdida de una fianza. Segundo: se emite una Orden de Arresto. Si el fugitivo es capturado por la Policía de nuevo, el acusado será encarcelado otra vez, y se le impondrá o denegará otra fianza dependiendo del juez y su disposición para concretar otra fianza. A veces se aumenta la cantidad de la fianza. Todo esto se hace para evitar otra fuga y para permitir que se acabe el caso de acuerdo con los derechos que tiene el acusado de estar juzgado justamente.

Ahora, hay que saber la buena noticia – siempre y cuando se acabe el caso sin que el acusado haya huido y, como consecuencia, que se haya mantenido la fianza sin perderla, SE LE DEVUELVE LA CANTIDAD PAGADA al acusado, si éste quiere. Es decir, puede recibir la cantidad entera de regreso, y pagar del bolsillo cualquiera de las multas y costos impuestos por la Corte. O de igual manera, puede aplicarse la cantidad ya pagada como fianza a cualquier multa/s y costo/s impuesto/s por la Corte en cuanto a los cargos. Si elige hacer esto, y hay una diferencia a su favor entre la cantidad pagada como fianza y el monto de multas y costos de Corte, se le devuelve la diferencia al acusado. Si no cubre todo, entonces hay que pagar la diferencia. De todos modos, LA FIANZA NO ES DINERO PERDIDO.

Así que, si se cumplen las citas de Corte y se hacen los actos de presencia, se pueden evitar pérdidas de dinero, Órdenes de Arresto y además se respetarán los derechos del acusado.

Additional resources provided by the author

Para mayor información sobre cuestiones de derecho penal en Missouri, póngase en contacto con un Abogado Penalista Experimentado en http://www.heinlegal.com, o por teléfono al 314.645.7900.

Author of this guide:

Was this guide helpful?

Can't find what you're looking for?

Post a free question on our public forum.

Ask a Question

- or -

Search for lawyers by reviews and ratings.

Find a Lawyer