Skip to main content

Collective Bargaining in Argentina: Labor Law Update by Mario Eduardo Castro Sammartino | Part 1

Posted by attorney Richard Hein

BREVISIMO PANORAMA DE ALGUNAS CUESTIONES DE LA ACTIVIDAD SINDICAL EN LA ARGENTINA: SINDICATO UNICO O PLURALIDAD SINDICAL Y PROTECCIÓN DE ACTIVIDADES SINDICALES

En el actual entorno socio-económico-político y legal de los recursos humanos en la Argentina, los sindicatos ocupan un lugar de mucha importancia, negociando no solo colectivamente las condiciones de trabajo y salarios de los distintos sectores sino también descendiendo hasta las empresas en particular para requerir y discutir condiciones, premios y beneficios mejores que los colectivos e incluso pretender tener injerencia en la conformación de la plantilla de empleados y ser informados o consultados previamente sobre los despidos que el empleador pretenda efectuar.

Seguidamente, reseñaremos brevemente algunas cuestiones de la actividad sindical y el más reciente tratamiento que se le ha dado por los tribunales de justicia.

1.Sindicato único o pluralidad sindical

El modelo sindical argentino tradicional se ha estructurado en base al régimen legal de la ley N° 23.551 que permite el otorgamiento administrativo de personería gremial y consecuentes derechos sindicales [1] a un único sindicato por actividad, supuestamente el más representativo a discreción de la autoridad de aplicación.

Sin embargo, la Constitución Nacional garantiza el ejercicio de la actividad sindical de la manera que los propios trabajadores estimen conveniente, sin limitarla a que se concrete bajo la forma de una única organización. Esta garantía constitucional de libertad sindical plasmada en el art. 14 bis de la Constitución Nacional [2] se contrapone al régimen legal vigente de sindicato único con personería gremial otorgada por el Estado, todo lo cual ha desembocado en recientes pronunciamientos de la Corte Suprema de Justicia de la Nación en defensa de la libertad sindical — los llamados casos “ATE" y “Rossi" — y del pluralismo de sindicatos que los trabajadores decidan darse. Amén del artículo 14 bis, nuestro Máximo Tribunal también basó sus pronunciamientos en el Convenio N° 87 de la Organización Internacional del Trabajo sobre la libertad sindical y el derecho de sindicación, reconociéndole jerarquía constitucional.

En la doctrina de los fallos mencionados, los trabajadores, sin ninguna autorización previa, tienen el derecho de constituir las organizaciones sindicales que estimen convenientes [3] y las autoridades públicas deberán abstenerse de toda intervención que tienda a limitar este derecho. Por tanto, todos los sindicatos y trabajadores que han sido designados por los mismos para ocupar cargos o cumplir funciones [4] gozan de los derechos conferidos por la legislación, tanto en el caso que las entidades tengan personería gremial otorgada por las autoridades administrativas como que se encuentren simplemente inscriptos.

2.Protección de actividades sindicales

a. Sindicatos simplemente inscriptos. Actividades sindicales no formales.

En concordancia con lo visto anteriormente, la protección de las actividades sindicales ha sido extendida por la jurisprudencia no solo a los postulantes y trabajadores designados por sindicatos con personería gremial y simplemente inscriptos, sino también a situaciones de discriminación por ejercicio de actividades más embrionarias o incipientes de corte sindical dónde los involucrados no detentaban cargo formal sino simplemente tenían una conducta relevante y notoria en gestiones propias de lo gremial.

Así, la Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo, sala VII, en autos Largel, Daniel Arturo y otros c. El Rápido Argentino S.A. (13/09/2011. Publicado en La Ley: DT 2012 (enero), 3559 Cita online: AR/JUR/60905/2011) ha resuelto que:

1.Es nulo el despido discriminatorio de un trabajador que tiene el carácter de activista gremial, razón por la cual debe volverse al estado anterior del acto extintivo y ordenarse su reinstalación en su puesto habitual de trabajo generándole el derecho a percibir el pago de los salarios caídos desde la fecha del acto nulo hasta la efectiva reinstalación en sus habituales tareas y en idénticas condiciones (Art. 16 Constitución Nacional y art.1, ley 23.592)

En sentido similar, la Suprema Corte de Justicia de la Provincia de Buenos Aires, en autos Sandes, Hugo Raúl c. Subpga S.A. (05/10/2011. Publicado en La Ley: DT 2011 (diciembre) , 3337, con nota de Juan José Etala (h.); Cita online: AR/JUR/58292/2011) sentenció que:

  1. Son inconstitucionales los arts. 48 y 52 de la Ley 23.551, en cuanto refieren como sujetos amparados por la garantía sindical sólo a aquellos trabajadores que ocupen cargos en asociaciones con personería gremial, pues resultan incompatibles con el principio de libertad sindical que se encuentra consagrado en el art. 14 bis de la Constitución Nacional y en los instrumentos internacionales a ella incorporados, en especial el Convenio 87 de la OIT que integra el expreso texto del Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales y del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos.

  2. La estabilidad reforzada sólo para dirigentes de sindicatos con personería gremial —arts. 48 y 52, Ley 23.551—, no es una de las prerrogativas que resultan admitidas por el Convenio 87 de la OIT, y priva a las organizaciones sindicales con simple inscripción registral de los medios esenciales para defender los intereses profesionales de sus miembros, organizar su gestión y actividad, y formular su programa de acción.

  3. El diferente grado de tutela reconocido a los dirigentes sindicales, según provengan de asociaciones simplemente inscriptas o con personería gremial —arts. 48 y 52, Ley 23.551—, afecta tanto la libertad de los trabajadores individualmente considerados, constriñendo a aquellos que se dispongan a actuar como representantes a adherirse a la entidad con personería gremial, como la libertad de los sindicatos simplemente inscriptos y la de sus representantes. (Del voto del Dr. Soria)

  4. Debe declararse la inconstitucionalidad de los arts. 48 y 52 de la Ley 23.551, en cuanto refieren como sujetos amparados por la garantía sindical sólo a aquellos trabajadores que ocupen cargos en asociaciones con personería gremial, ello en virtud de lo decidido por la Corte Suprema de Justicia de la Nación en la causa “Rossi" —09/12/2009, LA LEY 21/12/2009, 11—, a la que cabe remitirse por cuestiones de economía y celeridad procesal. (Del voto del Dr. Genoud)

Como antecedente, debe señalarse que la Corte Suprema de Justicia de la Nación ya en los autos "Alvarez, Maximiliano y otros c/ Cencosud S.A. s/ acción de amparo", de fecha 07 de Diciembre de 2010, se había inclinado por la procedencia de la reinstalación en el cargo y reparación económica en caso de despido discriminatorio por motivos sindicales, determinando la aplicación de la Ley 23.592 al ámbito del derecho individual del trabajo.

Additional resources provided by the author

For more information on Labor Laws in Argentina, contact my friend and colleague, Buenos Aires Attorney Mario Eduardo Castro Sammartino at castrosammartino@cspabogados.com.ar.

Author of this guide:

Was this guide helpful?

Can't find what you're looking for?

Post a free question on our public forum.

Ask a Question

- or -

Search for lawyers by reviews and ratings.

Find a Lawyer